domingo, 10 de junio de 2012

Vichyssoise o crema de puerros y patata

Hoy vamos a ir por una receta típica del verano, aunque en casa también nos gusta en invierno, más templada en vez de fría, y que, como siempre en este blog, es fácil y bastante rápida.

Es la archiconocida Vichissoise (cuidado con la pronunciación que le damos, que seria algo así como "vichisuas",  en vez del acabado que nos parecería más francés pero que es incorrecto, según me indicó una amiga francesa, y que se oye mucho por aqui: "vichisua")

Esta crema aporta principalmente carbohidratos y vitamina C (por la patata) , que si se pone con piel, también aporta cantidades considerables de fibra, y por la parte del puerro, todas las propiedades conocidas del ajo, ya que pertenece a la misma familia, pero un poco menos activas (reduce el colesterol malo, antibiótica, etc).  Al añadirle la leche o crema de leche, aporta también calcio, por lo que es una crema muy completa, y buena.  Menos en caso de dietas, que se podrá tomar en pequeñas cantidades, y con leche descremada en vez de nata o leche entera.

Bueno, vamos a por la receta:  (para 5 personas)



- un manojo de 4 puerros bien frescos y tersos y con las hojas bien enteras
- 5 patatas (en este caso he cogido las rojas recién cosechadas)

- 75 ml. de crema de leche
- aceite de oliva
- 2 cucharadas de mantequilla
- sal y pimienta
- 1,25 l. agua mineral (aprox 1/4 l. por persona)

Se empieza primero con las patatas. Si se quiere aprovechar la fibra que hay en la piel, se lavan muy bien, enteras, y luego se trocean. Si no, se pelan y se trocean, en pedazos irregulares pero no muy grandes, de un tamaño parecido, para que se hagan a la vez.  Se ponen en un cacharro con agua fría.

En una cazuela se pone la mantequilla y un poco de aceite, para cubrir superficialmente la base.  Cuando está algo caliente se le añaden los puerros, previamente lavados, retiradas las partes más duras, las raices y bien lavados y troceados.
Se rehogan bien, durante unos 5 minutos, hasta que están bastante transparentes, y entonces se le añaden las patatas, ya escurridas del agua.
Se rehoga otros cinco minutos, y se cubre con el agua.  Se deja cocer a fuego lento, durante unos 20 minutos.

                                                       Se retira del fuego, se salpimenta y se prueba, por si hay que rectificarlo.  Se pasa por el minipimer o por el pasapurés, hasta dejarlo como una crema suave y lisa.
Se deja a temperatura ambiente, hasta que se haya enfriado. 
Se le añade la crema de leche o si preferís que sea menos calorífica, medio vaso de leche. 

Se mezcla bien, y se pone en el frigorífico hasta la hora de la comida o cena. 

Se suele servir en cuencos a los que se le puede añadir trocitos de pan frito o incluso puerros en juliana pasados por la sartén, con muy poco aceite, hasta que están crujientes.
Espero que os guste!




4 comentarios:

  1. Una crema suave, sana y como bien dices perfecta para el verano.
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Nunca la he hecho,pero me tengo que animar hacerla!!,la tuya tiene una pinta deliciosa,y facil de hacer!,me voy a quedar como seguidora,te invito a que te pases por los mios!,un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario y por quedarte por aqui. Te devuelvo la visita.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.