domingo, 21 de febrero de 2016

Guiso de bacalao con patatas






Hola de nuevo!!
¿Qué tal seguís? Espero que a tope de energía y vitalidad!  Estos días que empiezan fríos pero que a mediodía son muy templados, me encantan.






 Y desde que he cambiado los desayunos y a la leche me pongo el Nescafé Vitalissimo, el magnesio que lleva me da ese plus de energía para durar más que las pilas!! ;-)  Mi desayuno es así: unas tostadas con aceite de oliva virgen extra (no puedo empezar el día sin él), una fruta y un buen tazón de leche semidescremada con Vitalissimo de Nescafé.  Me enviaron unas muestras y un bote para que lo probara y lo diera a probar, y la verdad es que me ha convencido a mí y a mi entorno.

Y tras este desayuno, es el momento de pensar en qué hacer para comer. Y en estos tiempos de cuaresma, uno de los platos típicos es el bacalao.
Es curioso pero a mi de pequeña no me gustaba nada. Lo encontraba estropajoso e intentaba disimuladamente ir dejando trocitos por el plato para comer lo menos posible (en casa nos lo hacían comer todo, tanto si te gustaba como si no, cosa que he agradecido enormemente después)
Pero a mis hijos, desde siempre les ha gustado e incluso lo piden en restaurantes, hecho inequívoco de que les gusta.

Así que es un pescado habitual en mi cocina y en esta época más:

Hoy os traigo un plato de cuchara. Un plato único que sienta bien y alimenta el alma! ;-)

Ingredientes (para 6)

-1 lomo de bacalao, de unos 800 gr, al que tendremos desalando desde 24/48 horas antes cambiándole el agua cada 8 horas.
- 5 patatas
- 1/2 cabeza de ajos
- 1 cebolla grande o 2 pequeñas
- 3 tomates
- 1 ñora o pimiento choricero
- sal y pimienta
- 1 vaso de vino blanco o cava
- aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Una vez desalado el bacalao, se cuela y se deja que se vaya secando




Por otro lado se pone en agua templada el pimiento, para que se pueda luego aprovechar el máximo su carne.

En una cacerola, se pone aceite y se hace un sofrito con la cebolla troceada, primero, que se pone a dorar en fuego lento. Tras ella, se le añaden los ajos, fileteados, y después el tomate, a trocitos sin la piel, y se remueve de vez en cuando.  


Luego, cuando ya está bastante pochado, se añade la carne del pimiento, que se coge con la punta del cuchillo, intentando coger el máximo sin romper la piel. y se pone en el sofrito. Se añade el vaso de vino, y si hace falta un poco de agua.

Y se le pone las patatas troceadas de manera que queden un poco irregulares, para que se vaya espesando un poco el conjunto.



Y se va removiendo de vez en cuando, para que las patatas se vayan haciendo por todas partes. Y se salpimenta bien.







Al cabo de unos 20 minutos, desde que se ha añadido las patatas, se introduce el bacalao y se remueve todo el conjunto, para que vaya cogiendo cuerpo.
Tras 15 minutos, a fuego más bien fuerte, se apaga, y se deja reposar un poco.

Y ya se puede servir y disfrutar!


Espero que os guste!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.