sábado, 11 de abril de 2015

Limoncello al estilo de Sorrento

Hola de nuevo,
 
Aquí estoy con la última cosecha de limones. Tenemos un sólo árbol en el patio pero este año ha dado tantos limones como si tuviéramos cuatro.
Y de una calidad excelente. Y desde luego: agricultura bio, ecológica y orgánica ...el árbol sólo se riega con la lluvia y no le echo ningún producto ni químico ni de cualquier otro tipo.
Asi que tengo unos preciosos limones D.O. mi casa ;-) y cosecha 2015.

 

Y con tanta cosecha que menos que dedicar unos cuantos a hacer un estupendo limoncello.

Los orígenes de este licor se pierde en el tiempo. Hay referencias de 1900 de la zona de Sorrento y la costa amalfitana. Pero se dice que se pudo ya elaborar en algún monasterio de la Edad Media o incluso que llegara a Italia procedente de los sarracenos.


Ingredientes
9 limones, mejor si son bios, para que no lleven ningún tipo de pesticida ni químicos sobre su piel.
1 litro de alcohol alimentario (no del alcohol de farmacia)
1 litro de agua
700 gr. de azúcar

Estos son los ingredientes utilizados por litro de alcohol, pero como yo conseguí 3, he triplicado todos los ingredientes.
No sé si para vosotros es fácil o no conseguir el alcohol, pero aquí hace años, en las bodegas y tiendas de vinos, te lo vendían, pero ahora está prohibido. Así que como vivo en zona de bodegas y alcoholeras, he conseguido esos 3 litros.


Empezaremos lavando bien los limones, los secamos y los pelamos, que va a ser lo único que utilizaremos del limón.  Y como aquí no se tira nada, el zumo de esos limones, los utilizaré en otra receta que he de colgar: la crema de limón con leche condensada, buenísima.
Se pelan los limones de manera que quede fina sin la parte blanca. Lo que da esencia y color al limoncello es sólo, aunque parezca increíble, esa piel fina en contacto durante días con el alcohol...

 
Pues bien, una vez pelados todos los limones, se ponen las pieles en un recipiente bien limpio, de cristal, con 750 cc de alcohol.  Se tapa bien, y se deja en un armario que quede oscuro y seco, por 4 semanas. Yo he utilizado un bote de cristal grande de 4 litros, donde me habían regalado hace tiempo unos melocotones en conserva. El resto de alcohol, lo guardas bien identificado en un armario, pues lo utilizaremos en unos días.

 
 
El bote, cada tres o cuatro días,  lo he movido un poco, por si dejan ir más esencias la peladura del limón, pero no creo que haga falta.
 

En esta próxima foto veréis como queda el bote con las peladuras, una vez ha dejado ir color, sabor y esencia, y a la derecha, como queda después de añadirle el jarabe de azúcar, una vez ha pasado el periodo del mes.

 
 
 
Una vez pasa el mes de reposo, cogemos un puchero, lo ponemos al fuego con el azúcar y el agua y lo ponemos a calentar a fuego vivo pero no en el máximo.  Se le va dando vueltas para que el azúcar se disuelva totalmente en el agua y pierda la transparencia.  Cuando está justo a punto de empezar a hervir, se aparta del fuego y se deja enfriar.
 
Se coge un trapo de cocina bien limpio y en un recipiente grande, de cristal, y seco, se pasa primero, a través del trapo, el alcohol, sin las pieles. Y sobre este alcohol, se le añade el jarabe de azúcar, cuando esté frío.  Y a esto se le añade los 250 cc de alcohol que habíamos dejado guardado desde el principio.
 
Y se tapa el bote y ésta vez se deja 40 días de reposo en lugar seco y oscuro.
 

 
 
Ya se va acercando la hora de probar nuestro magnífico licor....  Una vez pasados los 40 días, colamos todo a través de un trapo, para que deje cualquier posible resto o impureza y ya podremos embotellar en botellas pequeñas de medio litro, o las que tengáis a mano, y que sobre todo han de estar bien limpias y secas.
Y a disfrutarlo!!! Eso sí, con mucha moderación que tiene una alta graduación, y como se toma muy frío, es fácil de beber. 
 
La botella que tengáis a mano, la podéis guardar en el congelador. Lo tendréis siempre a punto.
 
Quien lo pruebe...decidme que os ha parecido!  A nosotros nos encanta!
 

 
 

2 comentarios:

  1. No parece tan complicado, y seguro que está muy bueno.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  2. Gracias Montse! Efectivamente sólo es cuestión de paciencia hasta probar el resultado.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.