martes, 17 de julio de 2012

Lomo relleno de piña y queso


Aquí estoy de nuevo con una receta apta para cualquier temporada, ya que se puede tomar bien caliente, templada y hasta fría, como fiambre.

Se trata de abrir un lomo longitudinalmente,  con varios cortes (yo le hice dos) y rellenarlos con lo que quieras que sea jugoso para que le aporte sabor y jugosidad a un lomo de cerdo que de por si, suele ser más bien seco.

Ingredientes (para 6)

1 lomo de cerdo de 1 kg aprox.
4 rodajas de piña (la mía fresca, pero puede ser también en almibar)
4 lonchas de queso
2 cebollas
1 vaso de vino blanco o cava (podéis aprovechar botellas medio vacías que guardéis en la nevera)
1 cucharada de azucar (por ser la piña fresca)
1/2 vaso de agua
sal y pimienta
aceite de oliva


Se abre el lomo con dos cortes profundos, longitudinales, y se rellenan primero con las lonchas de queso, y sobre ellas, la piña a trocitos (sin la parte central que es dura) espolvoreada con un poco de azucar.  Se reserva una rueda de piña para la salsa.                                  Se fija bien, para que no se salga, y se ata.






En una cacerola se pone aceite, como medio vaso, que cubra toda la base y se pone al fuego fuerte. se pone la carne a dorar, por un lado primero y por el otro después.
Se baja el fuego y se le añade sal y pimienta a la carne, por ambos lados, y las dos cebollas troceadas. Se las remueve, para que vayan cogiendo color, por los lados de la carne, y se añade la otra rodaja de piña, a trocitos, también sin la parte dura. Y 5 minutos más tarde se añade el agua (o caldo de carne) y el vaso de vino blanco o cava (si no tienes de ninguno de los anteriores, también se le puede poner un quinto de cerveza). 
Se deja 20 minutos, a fuego medio, dándole alguna vuelta a la carne, comprobando que no se consuma todo el liquido y que la cebolla, la piña  y la carne vayan cogiendo el color y la consistencia deseada.  Si hace falta, se le añade un poco más de líquido. Y se prueba la salsa y se rectifica con más sal y pimienta, si es necesario.
Pasados los 20 minutos, se aparta del fuego y se deja enfriar, para cortar mejor las lonchas de lomo cuando ya esté templado o frío.




Si lo queréis caliente, volveis a poner la carne, una vez ya cortada, en la salsa y lo calentáis unos minutos.
Si lo preferís templado, dejáis el fiambre a temperatura ambiente, y calentáis sólo la salsa de cebolla y piña y cubrís la carne con ésta.

En cualquiera de los casos, os quedará un sabroso segundo plato, con sabores agridulces y que combinaría muy bien con un vasito de arroz basmati, que rociaríamos de la misma salsa y acompañado de un vino blanco joven, o un rosado aromático, y/o hasta un cava sin demasiada reserva, joven, ya sea rosado o blanco.




Espero que os guste!

10 comentarios:

  1. q si nos gusta preguntas ???? me encantaaaaaaa que pinta que salsa... q hambreeeeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja.. a esta hora empieza a ser difícil mirar recetas... Mejor con la panza llena :-)
      Gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. Es bondiola ? Cuando decis lomo de cerdo?

      Eliminar
    3. Hola Claudia,
      No, la bondiola por lo que he podido ver sería más el pescuezo del cerdo o cabeza de lomo.
      Esto es simplemente el lomo, menos graso y fácil de rellenar

      Eliminar
  2. Hola Cristina,que lomo mas rico,tiene una pinta tan dorado y con esa salsa con sabor a piña y queso,estupenda receta.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Antuán! si no lo has hecho nunca, te animo a probarlo

      Eliminar
  3. delicioso, el lomo co frutas va muy bien, besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Reme! Yo también lo creo. Y con cualquier cosa. Es muy socorrido.

      Eliminar
  4. Y encima con ideas de acompañamiento y maridaje !!!!! si es que valemos pa tó ....... jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.