sábado, 1 de julio de 2017

Musaka o Moussaka griega a mi estilo


Hola de nuevo,

Ahora que tenemos en el mercado estupendas berenjenas, tersas y brillantes,  y además a buen precio, es el momento de utilizarlas en muchos platos. 



Una de las recetas donde más protagonismo tiene y mediterráneamente estupenda, no es otra que la griega musaka o moussaka, que combinada con carne de cordero y especias, da lugar a uno de los platos más repetidos de su cocina, aún cuando cada uno lo ha asimilado a su propia cultura o costumbres culinarias, como añadirle puré de patatas, o salsa bechamel, o cambiar la carne a la más utilizada por estos lares: la de ternera.
En mi caso voy a hacer una gran musaka para 8 personas, que se convertirá en un gran plato único para una celebración familiar, acompañada de una sana ensalada verde para desgrasar...
Así que aquí va mi receta y los ingredientes utilizados:

6 berenjenas grandes
3/4 de kilo de ternera que he hecho picar en la carnicería
1 cebolla grande
1 zanahoria
1 pimiento rojo
1 puerro
2 vasos de salsa de tomate natural o de pote
4 dientes de ajo
100 gr. de queso feta
100 ml. de crema de leche o nata líquida y un poco de leche
especies: orégano, albahaca, canela, tomillo
Queso rallado


Mi elaboración es sencilla y en vez de freír las berenjenas las hago al horno para que sea más ligero. Especialmente cuando luego cubriré todo con una crema de queso feta que tiene de todo menos ligereza ;-)

Partimos las berenjenas en dos y las pongo en el horno a 200º , con un poco de aceite por encima, y con unos cortes para que se haga más y mejor. Las salpimento y las dejo 20 minutos por un lado y luego otro tanto por el otro lado hasta que quede bien hecha, como aquí:

Mientras se hace en el horno las berenjenas, ponemos en una sartén con poco aceite los ajos bien picados, y el resto de hortalizas bien cortadas en juliana: la cebolla, la zanahoria, el pimiento y el puerro.
Se le da unas vueltas y se añade la carne.  Se salpimenta bien y de deja cocer a fuego lento, hasta que esté hecho.  Y cuando ya está, se espolvorean todas las especies. 

Por otro lado, se pone en un recipiente o vaso de la batidora la crema de leche junto al queso feta en dados, y un poco de pimienta recién molida.  Y se bate bien hasta que queda una crema no demasiado espesa. Si queda demasiado espesa, se le pone un poco de leche entera.

En una bandeja para el horno, se pone una primera capa de las berenjenas (ya peladas y a láminas hechas manualmente) 


Luego se pinta con salsa de tomate, pero que quede fino, pues no queremos que sepa demasiado a tomate, si no que todos los ingredientes que lleva tengan su protagonismo en sabores. Por encima se pone una capa de la carne con especies y hortalizas


Y por encima de esta capa, se pone otra de berenjenas, como si fuera una lasaña, pero de verduras en vez de pasta.
Y se cubre todo con la crema de feta y un poco de queso rallado por encima.

Y al horno previamente calentado a 200º,  durante media hora aprox.  Controlarlo al cabo de 20 minutos para que no se gratine más de la cuenta. Si fuera ese el caso, cubrirlo con una hoja de aluminio para que no se queme.

Y ya estará cuajada la crema y listo para sacarlo del horno y llevarlo a la mesa.




Espero que os guste!

Estupendo como plato único un día de fiesta, acompañado por una ensalada verde, y un cava bien fresquito, que le aportará burbujas y ligereza.



Bon appetit!!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.