domingo, 17 de abril de 2016

Pechugas de pollo rellenas de espinacas y ricotta - Chicken breast stuffed with spinach and ricotta


Hola de nuevo!

Aquí estamos de nuevo, esta vez con una receta aún más mediterránea que las ya habituales en mi cocina.

Utilizamos el queso ricotta (parecido a nuestro requesón pero algo más ligero y menos espeso) que ya se encuentra en muchas tiendas y que combina con múltiples platos y salsas.

Eso sí, en cuanto lo compres y abras, consúmelo rápido porque en seguida se "oxida" y amarillea, señal inequívoca que ya no está apto para comerlo.



Y qué vamos a mezclar hoy?  Pues un pollo de payés, o ecológico, con un buen ricotta y con espinacas frescas y piñones.  Y por encima de todo, le pondremos unas lonchas de panceta o bacon ahumada, para darle más sabor y color.
Pero si lo que queréis es hacer un plato más ligero, dejad el bacon para otra época ;-) y hacedlo tal cual. sin el envoltorio.

Y lo podéis acompañar o de un arroz basmati, por ejemplo pasado por la sartén con algunos frutos secos, o con una estupenda ensalada, que  siempre viene bien.

Ingredientes
Para 6 personas

4 o 5 pechugas de pollo bueno (payés, corral o ecológico) también se puede hacer con pavo
150 gr. de espinacas frescas (están de temporada!!)
8 cucharadas soperas colmadas de ricotta
1 cucharada de piñones
1 paquete de panceta ahumada en lonchas, puede  ser la pimentada o sin ella.
aceite de oliva virgen extra

Se pone en un bol el queso ricotta
En una sartén se ponen las espinacas con los piñones, una cucharada de aceite y se deja rehogar.
Cuando ya están, se le añade el queso y se mezcla con un tenedor.

Se abren las pechugas por en medio. Se salpimentan.
Yo corté las pechugas en dos y les hice un agujero por la parte interior, para poder rellenar cada uno con la mezcla del queso y las espinacas.

Se cogen las pechugas rellenas y se cubren con la loncha de panceta.
Se ponen en una sartén con un poco de aceite, a fuego medio, y se ponen a dorar. Cuando está hecho por un lado, se riega con un poco de vino o cava que tengas en la necera, y se le va dando la vuelta, al menos por 4 zonas, como si fuera cuadrado, para que se quede bien hecho por todos lados, mientras se mantiene tapado, para que le llegue el calor a todo el pollo.

Una vez bien hecho, se dejan templar, para proceder a cortan rodajas de grosor medio (como un dedo) y ya se pueden emplatar.
Queda un plato muy jugoso y sabroso. Nada que ver con una pechuga sosa y seca...
Probadlo y me decís que os ha parecido.












Y para maridarlo:  combina con un vino rosado, como el Segura Viudas Rosado, de uvas tempranillo y merlot, que le dará un toque refrescante al plato, con un aroma suave floral y también frutal, como la fresa.





Espero que os guste!



4 comentarios:

  1. Tiene que estár muy buena y jugosa la pechuga rellena de espinacas ya que a mi me gusta mucho esta verdura.Bssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doris.
      Las espinacas dan mucho juego, verdad?
      un bes0

      Eliminar
  2. Deben de quedar bien ricas con ese relleno!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepi! Si las pruebas a cocinar, ya me cuentas.
      besossss

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.