domingo, 7 de junio de 2015

Quiche (tartaleta) de setas, tomates y espinacas, con queso azul



Hola de nuevo!

Hoy os traigo otra de las quiches fáciles y sabrosas que hacemos en casa.
Perfecta para llevar a una cena de amigos o para prepararte un plato completo que no necesita más acompañamiento que una ensalada. Y una copa de vino rosado!


Lleva espinacas frescas, que ya se acaba su temporada buena, pero también tomates, que ahora empieza, y setas cultivadas, que es de todas las estaciones.

Para los que no estéis muy al día de qué producto se cosecha en qué temporada y así conseguir mejor calidad, más vitaminas y menor precio, os incluyo el vínculo con el portal Alimentación.es que vale la pena tener impreso en la nevera:

Y pasamos a los ingredientes de la receta de hoy:

- setas cultivadas o champiñones
- tomatitos
- hojas de espinacas
- una masa refrigerada brisa o quebrada
- 4 huevos
-  200 ml. de nata líquida
- aceite de oliva
- 100 gr. de queso azul
- queso rallado tipo emmental o parmesano
- sal y pimienta recién molida

Empezamos: se coge una sartén, se pone al fuego moderado y se ponen las setas y se riega con un poco de aceite. Se va dejando cocer a fuego lento para que primero pierda un poco de su agua.




















Luego se añaden los tomatitos. Al irles dando vueltas, se empezarán a abrir la piel y cuando esté ya un poco hechos, que la piel casi se les caiga sola, con ayuda de un cuchillo afilado, se les acaba de sacar toda la piel, sin quemarse, y se retira.




  Cuando los tomates ya están un poco hechos, se añaden las hojas de espinaca y se rehoga. En dos minutos ya estará.
Se salpimenta.



Por otro lado, encenderemos el horno a 220º.
Y cogeremos la hoja de masa brisa y la extendemos en una tabla y la ponemos apretando por los lados, en un molde de tartaletas, de unos 25 cm de diámetro


Aparte, batimos en un bol los 4 huevos y le añadimos la nata líquida.

Ponemos la tartaleta al horno, unos 5 minutos, y luego la sacamos de nuevo.

volcamos sobre la sartén con todo el relleno, más el queso azul en pedacitos irregulares, el batido de huevos con nata.  Por encima se espolvorea con queso rallado y se mezcla todo.


Y todo ello sobre la tartaleta. Que se llene hasta arriba y se pone de nuevo al horno, unos 15 minutos. se va revisando el horno y si se dora demasiado por arriba, se tapa con una hoja de papel aluminio.
Cuando pasan los 15 minutos se mira, metiendo un tenedor pequeño, si ya está cuajado.
Si  lo está se  saca y se deja templar. si no, unos minutos más y en seguida estará.
ha de quedar hecho pero jugoso.


y a probarlo!   Espero que os guste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.