domingo, 19 de agosto de 2012

clásico salmorejo cordobés

Me he dado cuenta que, pese a haber publicado una variante de salmorejo, hace ya dos meses, con fresones, no había colgado la clásica, la que hacemos en mi familia desde hace muchos años, desde que una rama de mi familia, apareció por motivos de negocios por Córdoba, y allí se asentaron para crear una empresa y una gran familia.

Luego, los hijos y los nietos se fueron desperdigando por el mundo y ahora tengo familia por todos lados (qué suerte!) y mi rama se quedó en Barcelona, donde he nacido yo.

Y volviendo al tema que quería dejar aquí, voy a explicar cómo lo hacemos en la familia, que díría que es un clásico,  pero que puede que sea sólo el clásico de mi casa...

Ingredientes para 5 personas

- tomates (cuanto más naturales, mejor sabor), pueden ser de tipo pera, o de los que más os gusten, pero que sean carnosos y maduros.  Dependiendo del tamaño pueden ser más o menos, pero si son de tamaño medio, yo calculo 2 por persona.  Se lavan y se pelan.
- 1/2 barra de 1/2 kilo, a la que pondremos en remojo un rato.  Una vez bien empapado, se le quita lo máximo de la corteza (para que no sepa demasiado a pan) y se escurre.
- 1 diente de ajo, al que se le saca la parte central, para que no repita. (si os encanta que sepa mucho a ajo, podéis ponerle 2). A mi me gusta que se note, pero no que predomine.
- aceite (en este caso le solemos poner de oliva, pero no virgen, para que aporte la untuosidad y grasa necesaria, pero sin tanto sabor como el virgen) - 1/2 vaso de agua
- vinagre- un chorreón - normalmente le pongo de jerez, pero puede ser del que más os guste. El que no recomiendo es el de módena, que desvirtuaría el sabor que se busca.
- una pellizco de sal.
- 2 huevos duros
- 50 gr de jamón serrano (mejor cortado grueso y cortarlo a pedacitos o dados)


Se pone en un vaso batidor el pan escurrido, el ajo y el aceite y se empieza a batir a velocidad media (como si hiciéramos una mayonesa) para que se vaya triturando pero a la vez cogiendo consistencia. Se le añaden los tomates y se sigue batiendo. Luego el vinagre y por último la sal.
Se bate todo bien, a velocidad alta, hasta que quede una consistencia de puré, untuosa y lisa.

Se prueba y se rectifica de vinagre y/o sal, si es necesario.

Se sirve en cuencos y se le añade huevo duro y jamón.




Me encanta!!!

10 comentarios:

  1. Aqui donde vivo no hay costumbre de tomar salmorejo y yo nunca habia tomado,un dia coji una receta en internet y me puse a hacerla te lo juro pense morirme no me gusto pero nada,pues como te digo aqui no se toma..Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther! Gracias por comentar, pero siento que no te guste, pues creo que te pierdes un gran plato, en sabor, pero pequeño en dificultad y coste. Pero, para gustos...colores, verdad?

      Eliminar
  2. Aquí por Canarias tampoco se suele tomar, salvo los que como yo comen de todo!!
    Este verano lo preparó mi cuñada en Madrid y me gustó, con mucho huevo y jamón!! Me gusta más que el gazpacho, porque con el pepino no puedo!!
    Te ha quedado muy cremoso, se ve delicioso!!
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Teresa. En casa también nos gusta más que el gazpacho que también lo hago mucho, pero sin pepino!! El pepino lo pongo como tropezones aparte, para que quien quiera se lo eche. A mí si me gusta...

      Eliminar
  3. hola, En Valencia no suele tomarse pero si conocia este palto aunque nunca lo he probado, y esta semana cfreo que sera definitiva, tienen una pinta estupenda y para los calores que hay perfecta.
    Un saludo y gracias por compartirla

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi estos clásicos me parecen lo mejor de lo mejor, recetas que no fallan, te ha quedado de lujo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari! Efectivamente son las que siempre te sacan de un apuro, cuando se te acaba la imaginación.

      Eliminar
  5. Guapa que delicia!......siempre hago gazpacho pero probare tu salmorejo que la idea del huevo duro me gusta mucho.....ha de ser delicioso.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcela! Si te gusta el tomate, seguro que te gusta el salmorejo. Es más consistente que el gazpacho, pero más suave.
      un abrazo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.