viernes, 29 de abril de 2011

Guacamole con salmon y variado de lechugas


Esta es una ensalada muy vistosa y sabrosa, que queda muy bien cuando quieras hacer algo original y fácil cuando tienes invitados a cenar, o en una comida/cena en el jardín en verano, también da mucho juego, ya que la puedes presentar hasta en vasitos transparentes de plástico, en plan tapa de diseño.


Ingredientes:

1. Guacamole: para realizarlo: 
   - 3 o 4 aguacates maduros
   - una cebolleta (cebolla tierna) cortada muy fina  
   - medio limón o lima
   - 1tomate grande o 2 medianos, pelados y troceados en juliana

      Se tritura la carne de los aguacates, con la cebolleta, el tomate y  limón o lima exprimido (poner un poco de zumo e ir añadiendo más según el gusto). Ha de quedar como una crema.

2. Salmón ahumado o marinado (éste´último lo suelo hacer a menudo, colgaré próximamente mi modo de hacerlo)

3.  Variado de brotes de lechugas (mesclun)
4.  Aceite, vinagre de módena, sal y pimienta.

Se coloca en el fondo de una copa de cóctel, o un bol transparente o lo dicho, incluso un vasito de plastico transparente,  el guacamole en el fondo.  Sobre éste, el salmon a trocitos,  y sobre éste el mesclun, aliñado con el aceite, el vinagre, la sal y un punto de pimienta rosa.




domingo, 24 de abril de 2011

ensalada de aguacate, palmitos y jamón de pato

Vamos hacia el verano !!!  Menos mal que ya han cambiado la hora y los días se hacen más y mas largos.  Dan mucho más de si. Se acaba la sensación de que sólo trabajo y duermo del invierno...
Se sale a pasear,  a andar o correr por el bonito entorno donde vivo, se cena más tarde...  Y apetecen más las cenas más ligeras, a base de ensaladas.
Ahi va la que hice el pasado viernes:

Ingredientes

- jamón de pato, cortado en finas lonchas
- 2 aguacates  (o 1 si es para dos personas)
- 1 pote de palmitos
- rucula
- tomatitos
- aceite, sal y pimienta  (estoy pensando en cambiar el nombre del blog, ya que me doy cuenta que en casi todas las recetas no sólo les pongo sal y pimienta, si no también aceite. Eso sí: siempre de oliva, y especialmente para ensaladas: extra virgen.  Soy una enamorada del buen aceite de oliva que hacemos en España, desde la hojiblanca, picual o arquebina que se hacen en Jaén, en Córdoba, en Almería,  también en Toledo, y aunque menos conocido pero super bueno, el que hacen en la zona de Borges Blanques, en Cataluya.  Vamos, cualquiera que mime el producto base, y que elabore el zumo de olivas con cariño y dignidad.

Bueno, ya me estoy perdiendo... Iba por los ingredientes.  Creo que ya los he escrito todos.
Y como va todo en crudo, sólo queda colocarlo en el plato:

En el fondo del plato o bandeja donde se quiera presentar, se coloca la rúcula y se aceita, y salpimienta. Sobre ésta, se coloca el aguacate cortado en finas láminas (ideal si se tiene la mandolina).
Sobre el aguacate, las lonchas de jamón de pato y rodeando el plato, los palmitos y los tomates, decorándolo.
Por encima de todo ello, un poco de aceite de oliva y pimienta recien molida.  ¡Qué aproveche!

viernes, 22 de abril de 2011

ensalada de tomate con mozarella

Ya que se acerca el buen tiempo, aunque ahora estoy escribiendo bajo la lluvia de un triste dia de Viernes Santo, publico una ensalada típica pero que siempre da buen resultado, para los que no la conozcan o los que quieran recordarlo.

Ingredientes:



- tomates bien frescos y carnosos (mejor los que podáis conseguir directamente del productor, no de invernaderos/cámaras que los deja insulsos)

- mozarella (en esta receta he utilizado una bastante normalita que se compra en el super): Si queréis algo más auténtico y sabroso; elegid una mozarella que sea una pieza entera, y la cortáis a lonchas finas.

- albahaca (si es natural mucho mejor; yo tengo en el alfeizar de la ventana de la cocina unas cuantas macetas con albahaca, perejil, menta y cebollino; ¡No sabéis el juego que dan!
- aceite de oliva extra virgen
- sal a escamas y pimienta

Colocar el queso sobre el tomate, tan artísticamente como queráis y por encima, y debajo, aceite, sal, pimienta y un buen chorro de aceite.  Y por encima de todo, espolvorear la albahaca.