viernes, 16 de enero de 2015

Cordero al horno sencillo, con romero y limón - Roasted lamb with lemon,and rosemary

¿Qué hay de nuevo?

Para irnos despidiendo de las fiestas poco a poco, he sacado del congelador una pierna de cordero que tenía comprada con antelación por si la necesitaba para estas fiestas, y que finalmente ha salido hoy.

La he preparado de la manera más sencilla posible pero con la que se consigue un gran sabor y autenticidad especialmente si el cordero "es conocido" ;-)  Y me refiero, claro está a que el proveedor sea de confianza y el cordero sea joven y de buena alimentación.

Yo tengo la suerte de conocer un pastor que tiene su propia carnicería y la carne de cordero que tiene es de los que pastorea por los prados y viñas del Penedés, por lo que son "conocidos". Sería lo que ahora tanto se llama de km.0, aún cuando este término ya se está pervirtiendo y empieza a valer todo bajo esa apelación... Tendría que poner en la etiqueta la realidad de los km que hay desde donde se elabora el producto, la planta, fruta o animal, hasta el lugar de venta al consumidor final....Veríamos entonces como hay bastantes más de 0 km de por medio...

Pues como decía, la pierna de cordero que he hecho era tierna y sabrosa, por lo que sólo untándola con un poco de aceite, rociándola con un poco de cava (para hacer honor a nuestro entorno) y regándola con limón y romero, tienes un plato de reyes.

Ingredientes: para 4 personas:

una paletilla de unos 800 gramos
zumo de 1 limón
bastante romero
un culín de cava (perfecto para aprovechar los restos de día anterior) si no, puede ser un poco de brandy  o de vino blanco.
sal y pimienta recién molida
aceite de oliva extra virgen
unas patatas pequeñas, como las Ratte o Asparges, que son perfectas para este guiso


Se enciende el horno a 200º.
Mientras en una bandeja de horno se pone la pierna de cordero untada por ambas caras con aceite y salpimentada.  y alrededor se ponen las patatas sin pelar pero bien limpias y también salpimentadas.
Se introduce la bandeja en el horno y se deja 10 minutos para que se empiece a rustir, por un lado. Luego se da la vuelta tanto a la pierna como a las patatas y se añade el vaso de cava y se deja 10 minutos más.

Cuando han pasado los 10 minutos se vuelve a girar, tanto la pierna como las patatas y se le riega con la mitad del limón y se le echa un buen puñado de tomillo tanto sobre el cordero como sobre las patatas. Y se deja que se vaya dorando 10 minutos más.



Luego se vuelve a girar tanto el cordero como las patatas y se le riega con el resto del zumo de limón como el tomillo. Y se vuelve a salpimentar, pero con cuidado para que no quede demasiado salado. Y se deja que se dore por este lado otros 10 o 15 minutos. si hiciera falta más líquido se añade un poco de agua.





Al cabo de esos 10 o 15 minutos, se comprueba que ya esté y que las patatas hayan quedado tiernas.
Y ya se puede emplatar y servir.

Propuesta de maridaje:  A este plato contundente, aún cuando lo hayamos elaborado con toda sencillez, le va bien un buen vino robusto.  Le pegaría un crianza o reserva de cualquier D.O. que se precie, cuanto más tánico mejor.
Si os aconsejo nombre, aconsejaría según presupuesto: desde un Solar Viejo Crianza, DOC Rioja,  de buena relación calidad precio y a un PVP muy asequible,  pasando por un Fra Guerau Crianza, DO Montsant, un poco más elevado de precio pero siempre por debajo de los 10€, o ya más caro, pero excelente un Valdubón Crianza o Reserva, de la DOC Ribera de Duero, que os encantará.



 Bon apettit!!

4 comentarios:

  1. Cristina ¡Qué suerte tienes de conseguirlo del productor al consumidor! No se si sabes que hay que sacarle un grano que le da sabor fuerte, si no sabes cómo se hace aquí te dejo mi entrada
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/09/que-debes-saber-sobre-la-pata-de-cordero.html

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.