domingo, 5 de febrero de 2012

Bizcocho fácil

Ayer estuve "jugando" con mi hija pequeña a las cocinitas, y acabamos haciendo este bizcocho.
Empezamos pensado hacer un pastel de chocolate, pero como no teníamos cobertura de chocolate, fuimos pasando por varias posibilidades hasta llegar a este bizcocho, que hacemos a menudo, aunque va cambiando de aspecto segun lo que le pongamos por encima.

Ingredientes:
-350 gr. de harina
-1 cucharada colmada de levadura
-1 pellizco de sal
-150 gr. de mantequilla
-300 gr. de azúcar
- 25 gr. de azucar avainillado.
-3 huevos
- 1 y 1/2 vaso de leche


 Para decorar: azucar glass, corazoncitos de azucar,  y fideos de chocolate. O cualquier otra cosa dulce que tengáis por casa: nueces, chocolate, chuches, etc.


Se empieza tamizando en un bol  la harina, la sal  y la levadura (o sea pasándo ambas por un colador grande fino, para que la harina quede más suelta y se consigue un bizcocho más esponjoso)

Se precalienta el horno, a 180 º.


En otro cuenco, se pone la mantequilla, que se ha tenido fuera de la nevera unas dos horas antes, por lo menos, con los dos azúcares, y se empieza a batir. Cuando coja un color claro y esté bien mezclado, se le va añadiendo, uno a uno, los huevos, y se sigue batiendo.

A esta mezcla se le va añadiendo la del otro bol, con la harina, poco a poco, y se va batiendo. A la mitad, se le añade un vaso de leche, y se sigue batiendo, finalmente el resto de la harina, se va batiendo y el medio vaso de leche que quedaba, hasta conseguir una masa bien ligada y fina.

Se coge un molde grande: yo esta vez he cogido uno metálico, donde suelo hacer el capón de navidad, que es rectangular y grande.

Se engrasa el molde con mantequilla y se añade una cucharada de harina, que se pasea por toda la superficie, moviendo el molde, para que quede un poco enharinado todo, pero que no queden grumos en ningun lado.

Se pone la masa con cuidado, que quede bien repartida por toda la base, y se mete al horno.
En este caso, como el masa ha quedado muy repartida y con un grosor, como de un dedo, con 30 minutos hay suficiente. Si lo hacéis en un molde más pequeño y por tanto el grosor de la masa aumenta, podéis necesitar hasta 45 minutos. Idlo controlando, perro sin abrir nunca el horno cuando sube la masa, porque se desinflaría y no quedaría bien.



Una vez comprobado que ya está, pinchando un tenedor o palillo y sale limpio, lo sacais del horno y en cuanto esté templado, lo desmoldáis con cuidado, se emplata y ya lo podeis decorar a gusto.








Aprovechad a disfrutar tanto de la preparación como luego de la degustastación, con los pequeños de la casa: son esos buenos ratos que quedan luego  en sus y nuestras memorias.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.