martes, 16 de octubre de 2012

Pincho (pintxo) de tomate natural y anchoa casera


Hoy una entrada rápida, fácil (pero no tanto) y sobre todo sabrosa.

Qué mejor que un pincho aparentemente sencillo, pero cuyos ingredientes son de la máxima calidad que le da un sabor aumentado a su máxima potencia.

Una rebanada de pan, pan (del que se hace con masa madre, harinas y agua) bien tostada por ambos lados (mejor sobre leña) y encima tomate recién cogido del huerto y recién rallado, aliñado con un buen aceite de oliva virgen extra y sobe todo ello, una anchoa casera (de las que puse en sal el pasado mes de junio) y que tras pasarse 3 meses en la sal, las hemos limpiado bien, y las hemos dejado en aceite otra semana, hasta ser perfectamente apta para formar parte de este pincho.

Con todos estos ingredientes...¿cómo no va a ser un bocado de dioses, aunque sea una simple tostada con anchoa?

Probadlo y me decís.

15 comentarios:

  1. Que buena pinta, nunca se me ha ocurrido preparar las anchoas en casa, siempre las compramos, pero me parece muy buena idea y esta combinación ha de estar increíblemente buena.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto tenga un momento (más largo que éste) cuelgo como las hago.
      Es fácil y vale la pena!

      Eliminar
  2. Con este pincho no fallas nunca, pero si encima haces tú las anchoas.... delicioso. Besos

    ResponderEliminar
  3. Esto es una de las mejores cosas agradables que tine nuestra tierra el pincho y con este te has lucido!!! estoy babeando...besitos

    ResponderEliminar
  4. Te he dejado un premio en mi blog, pasa a recogerlo cuando quieras ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias Elena!! te lo agradezco mucho. Voy para allí!!
    besos

    ResponderEliminar
  6. prueba a meterle a ese pintxo un poco de queso.... y me cuentas. silvia

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario! Te contestaré pronto.