sábado, 28 de enero de 2012

Mermelada de Kumquats

Tengo una buena amiga que tiene, más que un arbusto, un árbol, de Kumquats , que le da una gran cosecha de estos pequeños frutos, que tanto me gustan.
Y como lo sabe, cada poco, me trae un cargamento de ellos y aparte de cómérmelos enteritos, esta vez he hecho confitura con ellos, ya que tenía tantos que sí no se me iban a estropear.

Y así podré seguir disfrutando de ellos en otras épocas del año, con el desayuno o acompañando carnes.

kumquats
Para los que no sepáis aún de que fruta estoy hablando os pongo estas dos fotos.


Son como una pequeña naranja (de la china) y con un sabor entre dulce y ácído, y un poco amargo. Vamos, que hay que probarlos.







 Están  buenos tal cual, yo me los como como si fueran uvas, a las que después sacas las pepitas.



Kumquats en su punto


Ingredientes para la mermelada de Kumquats (para dos botes medianos)

. 1/2 kilo de kumquats
- 150 gr. de azúcar moreno
- 150 gr. de azúcar blanco
- 30 gr. de azúcar avainillado
- 1 vaso grande de agua
- 2 botes limpios y esterilizados (hervidos en abundante agua una media hora)


Se van partiendo los kumquats en finas rodajas.


Truco importante: como no queremos las pepitas, al empezar a cortar por un lado, apretamos mientras cortamos para que vaya saliendo solas, junto al jugo, y retiramos las semillas.





En una pequeña cacerola, vamos poniendo las rodajas de kumquats junto con el jugo. Así hasta que tengamos todos los frutos fileteados y su jugo en la cazuela.

Le añadimos los azúcares, le damos vueltas, y le ponemos el vaso de agua. Lo removemos bien, y retiramos las pepitas que hayan podido quedar, que flotan por encima.

Y lo ponemos a fuego medio durante diez minutos. Cuando haya cogido el punto de hervor, lo bajamos para que vaya haciéndose poco a poco, durante únas dos horas.

Tiene que acabarse cuando vemos que el líquido va cogiendo un poco de consistencia (almíbar) y la fruta ha quedado tierna y dehacíendose.

Se aparta y de deja que se vaya templando.



Luego se mete en los botes, se cierra bien, que sean de tapa hermética (es decir de aquellos que no han sido abiertos con ayuda de un cubierto para que entre el aire...).
Y se meten en una olla grande llena de agua hirviendo, al baño maría, durante una media hora para que se puedan luego guardar hasta dos o tres meses, sin que se estropee la confitura.

Y a disfrutarla!!  Con tostaditas y mantequilla; acompañando carnes como solomillos a la plancha, etc.








martes, 24 de enero de 2012

Judías con almejas

Este es otro de nuestros platos favoritos: bueno, bonito y barato

Los ingredientes son sencillos y fáciles de encontrar y además es dieta mediterránea 100%: legumbres, marisco, aceite, etc...

Los ingredientes (para 6/8 personas)


- 1/2 kg. de fabes o judias blancas (en este caso son las del ganxet, típicas de la zona de Olot, en Cataluna)
- 3 puñados de almejas
- 2 cebollas medianas
- 1 ramillete de perejil
- 3 tomates rojos
- 1 ñora, o pimiento choricero
- aceite de oliva
- sal y pimienta
- 1/2 copa de cava
- 2 dientes de ajo
- 1 hoja de laurel

Primero, la noche anterior, se pone las judías en remojo, cubriéndolas con agua (mejor sin cloro) y una cucharadita de bicarbonato.

Antes de empezar a cocinar, se ponen en remojo las almejas, durante varias horas en agua fría, para que suelten la arenilla.

Y una vez todo preparado ya podemos empezar:
Como en casi todos los platos tradicionales españoles, lo importante es el sofrito: se sofrie en una sartén:  las 2 cebollas troceadas. Cuando empiezan a esta un poco transparentes, se le añade los dos dientes de ajo fileteados y la ñora.  y tras unas vueltas, los tomates rallados.  Se sofrie unos 10 minutos y se salpimenta.
Se retira la ñora y se rasca la carne y se devuelve al sofrito, tirando la piel.





En una cazuela de barro o de hierro, según os vaya mejor, o la cocina os admita, se pone el sofrito,la hoja de laurel y las judías ya remojadas e hinchadas. Se añade un vaso de agua fría. Y se pone a fuego medio.
Cuando empieza a hervir, se corta el hervor con otro vaso de agua fría.  Se vuelve a poner en ebullición y se vuelve a cortar el hervor esta vez con una copa de cava o de vino blanco.

Se deja a fuego bajo, pero que vaya haciendo chup.chup durante 3/4 hora a 1 hora. Durante la cocción, se recttifica de sal y agua, si es necesario.

Cuando hayan pasado unos 45 minutos, se prueban las judías, para ver si casi están tiernas. Si lo están se sigue al siguiente paso. Si no, se siguen con ellas, hasta que estén casi hechas.
Se salpimenta,  y se le añaden las almejas.  Se hierve durante 10 minutos más y se espolvorea el perejil fresco. Estará preparado, una vez estén las bien abiertas las almejas.










Se emplata y...¡Qué aproveche!




Trucos: si el caldo está demasiado líquido, será porque la cebolla no ha ayudado a espesar, o hay demasiada agua. Podéis poner el líquido sobrante en un pote, junto a unas cuantas judías y una cucharada de maizena y volverlo a poner en la olla, calentándolo hasta que espese.

sábado, 21 de enero de 2012

Invierno en el Penedés

Esta mañana he cogido la cámara, el perro y a mi marido (más bien en el orden contrario ;-)  ) y nos hemos ido a pasear y hacer fotos del invierno en las viñas del Penedés.  Para quien no conozca qué es el Penedés, os haré una pequeña introducción:  Es una comarca, a media hora de Barcelona, cuyo principal atractivo es todo lo que tiene que ver con viñas, cavas, vinos y pueblos tranquilos con mucho valor enoturístico.  Aparte del bonito paisaje, que se disfruta en cualquier época del año, hay un montón de excursiones recomendables, ya sea andando (viñas y caminos muy tranquilos o muy transitados, según se elija), en bici (hay muchos recorridos para ciclistas, especialmente para bicis de montaña), a caballo (hay buenas hípicas y muchas familias con caballos), hasta en Seegway por las viñas.  Y desde luego en coche: visita a cavas y bodegas tan principales como las Cavas Freixenet, las de Codorníu, la Heredad Segura Viudas, las bodegas Torres, y hasta 250 cavas y bodegas repartidas por toda el área, muchas de ellas con servicio de restaurante, o de visitas con catas de cavas y/o vinos.
Vamos, que os recomiendo una visita a la zona. Y si os queréis quedar a pasar más de un día, hay un montón de buenas casas rurales, hotelitos y hoteles con spa muy recomendables.

Bienvenidos al Penedés!!!


Aqui dejo unas cuantas fotos del Penedés en invierno, con sus viñas mirando al macizo de Montserrat, algunas jóvenes y emparradas, otras viejas y retorcidas, pero todas descansando y preparándose para la proxima primavera, para volver a resurgir y reverdecer de nuevo y a regalarnos en septiembre su increible fruto y sus buenos caldos.









domingo, 15 de enero de 2012

Neo a los 11 meses

Hola de nuevo!

Neo ya tiene 11 meses, prónto hará el añito y ya está enorme, pero según la criadora, los Cane Corso crecen hasta los 18 meses. Así que se supone que aun crecerá un poco más y sobre todo, se ensanchará.
No para un momento y le encanta correr bosque arriba o por las viñas con otros perros o con nosotros.

Para alguien a quien le gusten los perros grandes, esté dispuesto a sacarlo bastante a pasear y correr y tenga niños, es un tipo de perro de muy recomendable. Los Cane Corso son grandes, pero buenos, y son cariñosos con las personas. Lo único que se ha de vigilar que al ser grandote, no pise o tire a alguien, por eso cuando vamos por la calle, lo llevamos bien cogido con un arnés.

Pongo una foto de Neo de hace sólo unos días:

viernes, 6 de enero de 2012

Conejo con patatas

Este plato es perfecto como plato  único, acompañado de una ensalada verde, ya que en el mismo se encuentran tanto proteinas (conejo), como hidratos (patatas) y grasas (aceite de oliva).

Ingredientes (para 6)

- 1 conejo de 1'5 kg., troceado
- 2 cebollas medianas
- 6 patatas grandes
- 5 dientes de ajo, perejil y 10 almendras
- 1 vaso de caldo de carne
- 1 vaso de vino tinto o un chorreón de brandy (cuidado!!! NO utilizar brandies o coñacs malos... una vez, en un viaje a Andorra compré un coñac Napoleon por muy pocos euros, pues pensé que para utilizar con el pollo, ya estaba bien... Pues NO. Cualquier carne a la que le pones un mal coñac, brandy o vino, queda una mala carne.  Así que mejor que el conejo se "beba" una buena media copa de brandy, que luego el gusto de todo el plato lo agradecerá)
- aceite, sal y pimienta




En una cazuela de barro se pone aceite, que cubra la base, a calentar.  Cuando esté un poco caliente, se añade las cebollas troceadas, seguidamente las patatas a trozos medianos. Tras varias vueltas, se añade el conejo.  Se le da vueltas a todo, para que coja un poco de color y se salpimenta.

Manteniendo un fuego vivo, se añade el chorreón de brandy, y tras varias vueltas más, se pone la picada que se ha preparado aparte, con los dientes de ajo, el perejil y las almendras. Se baja el fuego. Se mueve toda la cazuela, para que quede todo bien repartido, y se le añade el caldo de carne.
Se deja 30 minutos haciendo chup-chup. Se rectifica de sal y pimienta, y si hace falta se le añade un poco más de caldo.






Y ya está!  es bien fácil, y además económico, puesto que el conejo es de las carnes más baratas, y además, al ser blanca, es más sana que las rojas. 

Y ahora que estamos en enero, y de este 2012 que se presenta tan y tan ajustado y con tantos y tantos recortes, para las familias que, por lo visto, somos de los pocos "organismos" que hemos hecho los deberes a tiempo y simplemente hemos ido ajustando nuestros "gastos" a los "ingresos" más o menos reducidos que hemos obtenido, ahora nos toca de nuevo dar "ejemplo" y ayudar a todos los demás "organismos" que estiraron más el brazo que la manga, a reducir sus déficits...
Un poquito indignante...¿no?

jueves, 5 de enero de 2012

Cintas con salmón, espárragos y salsa de pimienta y perejil

Este es otro de los platos únicos que solemos hacer, donde se mezcla la proteína del salmón (pescado azul), con los hidratos de la pasta y el vegetal (con fibra) de los espárragos, además de las grasas de la salsa.

Ingredientes
-lonchas de salmón, bien fresco, y de un dedo aprox de gruesas cada una (1 por persona)
-cintas de pasta al huevo (unos 80 gr. por comensal, si es seca)
-1 manojo de espárragos trigueros
-sal maldon
-aceite, sal y pimienta
- perejil, un buen manojo
- pimienta rosa, unos 50 gr. con los granos enteros.
- 1 cucharada mostaza a la antigua
- nata para cocinar, unos 100 ml.
- 1 yogur natural
-100 gr. de mantequilla


Por un lado, se hierve la pasta en agua salada, unos 10 minutos, si es fresca, o 20 si es seca. Que quede al dente. Se escurre, y le añades la mantequilla, para que no se pegue y coja un poco el sabor suave de ésta.








Por otro lado, se prepara la salsa,cortando muy finitas las hojas de perejil, añadiendo la pimienta rosa, algunos granos machacados, otros enteros,  el yogur, y la nata de cocina.  Para acabarla, se le añade una cucharada de mostaza a la antigua. Se prueba, y si queda sosa, se le añade un poco de sal, o más mostaza, hasta que quede al gusto, con los tropezones de la pimienta y el perrejil.






En una plancha, se frien los espárragos, con un poco de aceite. se les da unas vueltas, y se acaba tirándoles un poco de sal maldon. Se retiran de la plancha







En la misma, se pone aceite de oliva, y se hacen las lonchas del salmón, por un lado y otro, que no quede seco, sino jugoso. se acaba también salandolos con las escamas de sal.

Se monta el plato con la pasta en un lado, el salmón y los espárragos, y en medio la salsa, para acompañar tanto el pescado como la pasta.



¡Que aproveche!

miércoles, 4 de enero de 2012

Fideuá con sepia y almejas

Este plato, ya totalmente integrado en el menú familiar, lo elabora tanto mi marido como yo misma, y depende del día sale mejor a uno que a otro.  Os animo a probarlo y haced "concursos" a ver a quien le sale mejor de la familia... 

Ingredientes (para 6/7 personas)

- 1,5 litros de fumet de pescado (caldo de pescado donde se ha preparado primero unas verduras rehogadas en aceite, tipo cebollas, ajos, ñoras, puerros,  a la que se añade pescado de roca y media cabeza de rape, y todo hervido durante 1/2 hora a fuego lento)
- un paquete de fideos de medio grosor, especiales para fideuá. 500 gr da para unos 6 o 7 comensales
- 1 sepia grande "sucia", llamada así porque aun cuando te la limpian bien en la pescaderia, se le deja la piel y la melsa, que le da un gran sabor al plato.
- 7 dientes de ajo
- 1 cebolla mediana, en juliana
- un puñado de cacahuetes
- dos puñados de almejas (en este caso opté por las rosellonas, que estaban muy frescas, pero pueden ser tallarinas, o las que encontréis que están bien tanto calidad como precio)
- un ramito de perejil
- 1 vaso de vino blanco o de cava (puedes empezar con tu aperitivo, mientras acabas este plato...)
- y como siempre ;-)  aceite, sal y pimienta
- optativo: allioli  (auténtico: o sea majando el ajo en aceite dándole vueltas hasta que se cuaje la salsa, o poniendo un diente de ajo, en el momento de hacer uma mayonesa)





Aparte del caldo de pescado, que se ha hecho con anterioridad, se utiliza todo en una sóla cazuela. Yo utilizo una de hierro que me da mucho juego, y que permite luego ponerla en el horno, para el toque final... pero vayamos por partes.

En la cazuela, se rehoga en aceite la cebolla en juliana, hasta que esté transparente, luego se añade  la sepia a trocitos, incluyendo la melsa, junto a 3 dientes de ajo, en lámina,  unos 3 minutos.  Una vez hecho, se salpimenta. 



En un mortero, se majan lo otros dientes de ajo, junto con el puñado de cacahuetes y el perejil trinchado. cuando esté bien majado se aparta.









Se caliente el horno, con el grill encendido, a 200 gr.

En la cazuela, donde está la sepia, a medio fuego, se le añaden los fideos y se rehogan. Luego, se le añade el vaso de vino o cava y se marean un poco, luego la picada de ajos y cacahuetes, se salpimenta y se cubre con el fumet de pescado.  Para calcular bien, y que no quede sopa, ni demasiado seco, mejor primero cubrir los fideos con el caldo, e ir agragendo más a medida que se necesite. A los 5 minutos, se añaden las almejas, bien limpias y depuradas (que hayan "echado" la arenilla fuera)  y en 5 minutos estará hecho. Han de quedar al dente y un poco caldosos, casi secos.

Se mete en el horno 2 minutos, para que los fideos queden de punta, como "pelos pinchos", con la punta hacia arriba.




Y ya se puede servir en la mesa.  Es costumbre acompañar la fideuá con salsa allioli. Yo, si le pongo, es muy poco, pues si no, se "tapa" el sabor tan intenso que se ha conseguido en la fideuá.

Ah! y a los niños también les gusta este plato, por lo que se puede hacer para toda la familia.

lunes, 2 de enero de 2012

Rissotto con Ceps (boletus edulis o Seta de calabaza) y trompetas de la muerte

Este plato es espectacular y siempre se triunfa con él. Los sabores del cep (o seta de calabaza, o boletus edulis) junto al arroz y al parmesano, le dan un toque meloso y muy sabroso.


Ingredientes (para 6)

- 1/2 kg. arroz
- 1 litro de caldo vegetal
- 1 vaso de vino blanco seco
- 1 cebolla grande o dos pequeñas, de las rojizas (o de Figueras)
- 150 gr. de queso parmesano rallado (mejor a virutas). es recomendable rallarlo en el momento, para conseguir más sabor.
- 100 gr. de setas secas, o 200 gr si se compran congelados, o si son frescos (75% ceps y 25% trompetas). También se puede hacer hasta con champiñones, estará también bueno, pero menos aromático.
- aceite de oliva sal y pimienta






Se ponen las setas en agua caliente, para que se hidraten, una media hora, si eran de los secos.
En una cazuela de hierro, se pone a pochar la cebolla cortada a trocitos, en unos 20 cl. de aceite,  hasta que quede trasnparente.
Se le añaden las setas, y se dejan hacer a fuego medio, unos 5 minutos. Se salpimentan.
Se pone el arroz, a nosotros nos gusta el de tipo bomba, pero se puede utilizar el largo, o el arbóreo italiano.  Se le da unas vueltas, para que coja el color y se le añade un vaso de vino.  Se le da otras vueltas más, que vaya cogiendo el aroma y sabor del vino blanco, y se cubre con el caldo vegetal.





Se prueba y se rectifica de sal y si es necesario, se pone un poco más de pimienta negra o de las variadas (negro, roja, verde y blanca, rallada en el momento)
En 10-12 minutos, ya está hecho el arroz. A de quedar totalmente al dente, pues como aún lo hemos de poner al horno, si no, quedaría pasado.




Se cubre el arroz, que ya ha absorbido todo el caldo, sin quedar seco del todo, de parmesano. mejor en virutas que rallado.  y se mete en el horno, 3 minutos, con el grill encendido.









Y ya lo tenéis preparado y listo para presentarlo en la mesa.

 



Espero que os guste.